Tengo invitados para cenar que hago

Tengo invitados para cenar que hago

Etiqueta para organizar una cena

Planear una cena en casa puede ser un poco desalentador. Quieres reunir a tus amigos, pero el estrés de preparar todo y limpiar puede empezar a ser abrumador. PERO, aunque no puedes evitar la limpieza por completo (¡recupera a los amigos! Para eso están), con un programa bien pensado y, con suerte, un menú que no esté demasiado lejos de tus habilidades, estarás preparado para el éxito.

Lo primero es lo primero. En lugar de trabajar con una agenda apretada, esto es lo que tienes que hacer: ¡planificar, planificar, planificar! La organización es tu amiga. La procrastinación es tu enemigo. ¿Pero cómo? No te preocupes, te damos algunos consejos útiles para que te pongas manos a la obra y garantices que la única cena de la que se hable en los próximos meses sea la tuya.

Que sea actual, interesante y de temporada. No es necesario que organice una fiesta de disfraces en toda regla, pero sí que elabore algo que permita a sus invitados vestirse adecuadamente, que pueda conseguirse con un presupuesto razonable y que suscite una conversación interesante. El tema puede ser lo que ayude a cohesionar todo el evento, e incluso guiará tus planes de comida. ¿Es otoño? Pruebe con un tema relacionado con el otoño, quizás haciendo que las manzanas y las calabazas sean las protagonistas (ambas son de temporada en otoño). Tal vez esté a punto de llegar la primavera y estén floreciendo hermosas flores; tal vez intente reflejar los platos en función de las diferentes flores. Todo es posible. Y en caso de duda, acude a Pinterest.

->  Crear test para tus amigos

Ideas para organizar una cena

Puede ser la forma de hacer realidad su fantasía de participar en Chopped. O una forma de celebrar una gran mudanza a la ciudad de tus sueños. Puede ser una oportunidad para que tus amigos se vistan por fin de gala.

Para tu primera cena, entre cuatro y seis invitados es un buen punto de partida. Recuerda que tienes que darles de comer a todos. Y como puede que no estés acostumbrado a cocinar para un gran número de personas, empezar con poco es una buena idea.

Una cena es mucho más íntima que una fiesta, por lo que invitar sólo a amigos que no se conocen podría resultar incómodo. En su lugar, invita a personas que se conozcan entre sí, y luego añade a uno o dos forasteros. O invita a un grupo de parejas.

En cuanto a cuándo invitarlos, es buena idea hacerlo con algo menos de un mes de antelación. Utiliza un servicio como goHappy para calcular una fecha que funcione para todos. Tres semanas antes es tiempo suficiente para que los invitados despejen sus agendas, pero no demasiado para que se olviden de tu fiesta.    Asegúrate de preguntar por cualquier restricción dietética mientras estás en ello.

Cómo organizar una cena en un apartamento pequeño

La planificadora de fiestas británica Fiona Leahy dice que, como profesional, la subcontratación es clave para su propia vida ajetreada, pero incluso si no puede contratar a un personal de catering para su asunto privado, piense en lo que no tiene que hacer usted mismo, como recoger un postre, hacer que le entreguen vino, flores u otros suministros, o contratar un servicio de limpieza para antes o después de la fiesta. La simplificación de las cosas es fundamental. «No me importa servir una pizza de masa fermentada con trufa y un buen vino», dice Leahy. «Lo que cuenta es la compañía… y, por supuesto, la decoración de la mesa». Aquí, sus consejos sobre la cronología de su fiesta:

->  Beneficios de hacer el amor

Tu invitación debe incluir la hora y la fecha del evento, la dirección del lugar, el tema de la fiesta si lo hay, una fecha límite para enviar la R.S.V.P. y cualquier código de vestimenta especial que debas tener en cuenta si estás planeando algo más elegante que una cena informal.

Lo más probable es que tus invitados traigan algo, así que recomiéndales que traigan lo que realmente sea útil. Puedes especificar en la invitación lo que crees que combinará bien con la cena: «vino blanco bienvenido», por ejemplo. Planificar la comida en función de lo que traigan los invitados puede ser problemático, así que asegúrate de tener suficiente cantidad de todo para la cena (a menos que no estés planeando una comida a domicilio). Sé específico en tus peticiones, sobre todo cuando los invitados pregunten qué pueden traer: esto hará que la elección sea más fácil para ellos y más útil para ti.

Cronología de las cenas

¿No sería maravilloso invitar a tus amigos a cenar y que te aclamen como la nueva Nigella o que te digan que le haces la competencia a Gordon? No muchos de nosotros tenemos el tiempo o, admitámoslo, las habilidades para organizar una cena realmente llamativa… ¿o sí?

A la hora de planificar el menú, evita los platos demasiado pesados y piensa en cómo combinarlos. ¿Te apetece comer una quiche, seguida de una tarta, seguida de un pastel? Demasiada pastelería, demasiada carga. También puedes elegir un tema, como la comida italiana o española.

->  Como actua un narcisista enamorado

No preguntar a tus invitados si tienen necesidades dietéticas especiales no hace que se vayan. Ojalá. Comprueba de antemano si hay algo que no puedan comer y haz que al menos dos de los platos sean aptos para todos para ahorrarte trabajo.

Evita cualquier cosa que te haga pasar mucho tiempo en la cocina. No querrás tener grandes lagunas entre los platos y luego salir de la cocina aturdido, cubierto de comida y habiéndote perdido la mitad de la conversación.

Prueba con un plato sencillo que muestre los ingredientes de temporada, como este granizado de tomate y albahaca en verano. Ganarás puntos por estar en sintonía con las estaciones del año y utilizarás los productos cuando su sabor sea mejor. Además, será más barato.