Que es un edema cerebral

Que es un edema cerebral

Síntomas de edema cerebral

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El edema cerebral es la hinchazón del cerebro como resultado de una lesión. El grueso cráneo que rodea al cerebro impide que el tejido se expanda cuando se produce una lesión. Esta presión restringe la circulación sanguínea y priva al cerebro del oxígeno que necesita para funcionar correctamente. La presión elevada en el cerebro como resultado de un edema cerebral puede ser perjudicial y posiblemente mortal sin tratamiento médico.

Los tipos de edema cerebral varían en función de la causa y la gravedad de la lesión cerebral. También dependen del modo en que la lesión afecta a la barrera hematoencefálica (BBB), una barrera del cerebro que protege la inmunidad impidiendo la entrada de nutrientes y la salida de patógenos dañinos.

Cuáles son las causas del edema cerebral

ResumenEl edema cerebral se asocia habitualmente a la patología cerebral, y la manifestación clínica está relacionada en gran medida con el tejido lesionado subyacente. El edema cerebral suele amplificar la disfunción del tejido lesionado y la carga de edema cerebral se correlaciona con un aumento de la morbilidad y la mortalidad en todas las enfermedades. Nuestro enfoque actual del tratamiento médico del edema cerebral ha girado en gran medida en torno a una distinción cada vez más artificial entre edema cerebral citotóxico y vasogénico. Estas intervenciones no dirigidas, como los agentes hiperosmolares y la sedación, han sido el pilar de la práctica clínica y ofrecen soluciones no elocuentes a un problema grave. Nuestro conocimiento actual de los mecanismos moleculares subyacentes que provocan el edema cerebral es cada vez más avanzado, y se están identificando diferencias entre enfermedades y poblaciones. A medida que nuestro conocimiento de los mecanismos moleculares subyacentes en la lesión neuronal sigue ampliándose, también lo hace la lista de terapias dirigidas en fase de desarrollo. Aquí presentamos una breve revisión de los mecanismos moleculares que provocan el edema cerebral y una visión general de nuestro conocimiento de las dianas moleculares que se están investigando.

Edema cerebral citotóxico

El edema cerebral es la acumulación excesiva de líquido (edema) en los espacios intracelulares o extracelulares del cerebro[1], lo que suele provocar un deterioro de la función nerviosa, un aumento de la presión dentro del cráneo y, en última instancia, la compresión directa del tejido cerebral y los vasos sanguíneos[1]. Los síntomas varían en función de la ubicación y el alcance del edema y, por lo general, incluyen dolores de cabeza, náuseas, vómitos, convulsiones, somnolencia, alteraciones visuales, mareos y, en casos graves, coma y muerte[1].

El edema cerebral se observa con frecuencia en diversas lesiones cerebrales, como el ictus isquémico, la hemorragia subaracnoidea, la lesión cerebral traumática, el hematoma subdural, epidural o intracerebral, la hidrocefalia, el cáncer cerebral, las infecciones cerebrales, los niveles bajos de sodio en sangre, la altitud elevada y la insuficiencia hepática aguda[1][3][4][5][6] El diagnóstico se basa en los síntomas y los hallazgos de la exploración física y se confirma mediante neuroimágenes seriadas (tomografías computarizadas y resonancias magnéticas)[3].

El tratamiento del edema cerebral depende de la causa e incluye la monitorización de las vías respiratorias y de la presión intracraneal de la persona, una posición adecuada, hiperventilación controlada, medicamentos, gestión de fluidos y esteroides[3][7][8] El edema cerebral extenso también puede tratarse quirúrgicamente con una craniectomía descompresiva[7] El edema cerebral es una de las principales causas de daño cerebral y contribuye significativamente a la mortalidad de los accidentes cerebrovasculares isquémicos y las lesiones cerebrales traumáticas[4][9].

Recuperación del edema cerebral

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El edema cerebral es la hinchazón del cerebro como resultado de una lesión. El grueso cráneo que rodea al cerebro impide que el tejido se expanda cuando se produce una lesión. Esta presión restringe la circulación sanguínea y priva al cerebro del oxígeno que necesita para funcionar correctamente. La presión elevada en el cerebro como resultado de un edema cerebral puede ser perjudicial y posiblemente mortal sin tratamiento médico.

Los tipos de edema cerebral varían en función de la causa y la gravedad de la lesión cerebral. También dependen del modo en que la lesión afecta a la barrera hematoencefálica (BBB), una barrera del cerebro que protege la inmunidad impidiendo la entrada de nutrientes y la salida de patógenos dañinos.