Hoy es un buen dia para tener un gran dia

Hoy es un buen dia para tener un gran dia

que tengas un buen día frases

¿Te has dado cuenta de que no importa si tus hijos están en el jardín de infancia o en el instituto, salir por la puerta por la mañana para ir al colegio nunca es una tarea fácil? De hecho, es una de las rutinas más frustrantes en la mayoría de las familias y puede causar mucha desconexión. Con la ansiedad a flor de piel, las preocupaciones y las prisas, a veces incluso las mejores intenciones salen mal y dejamos a nuestros hijos con palabras que quizá no sean las más alentadoras para empezar el día. La mayoría de las veces nos quedamos sin palabras y murmuramos un «Que tengas un buen día» mientras nuestros hijos se alejan a trompicones de nosotros. Sin embargo, ¿qué pasaría si tuviéramos una lista de alternativas al «Que tengas un buen día» que prepararan a nuestros hijos para dar lo mejor de sí mismos?

El otro día, en nuestro grupo de apoyo sensorial, alguien preguntó: «¿Qué palabras le dices a tu hijo con SPD cuando lo mandas al colegio cada día?». Inmediatamente, empecé a seguir el hilo, porque ¿no podemos todos utilizar frases alentadoras para decir a tu hijo antes del colegio cada día? Yo lo sé, ¡yo puedo!

hoy es un buen día para tener un gran día cita

Que tengas un buen día es un mensaje tan poderoso. A todo el mundo le gusta recibir sus buenos deseos porque básicamente cada día es un reto, y escuchar que alguien desea un buen día va a aumentar el estado de ánimo con seguridad. Es como si se construyera la confianza de que hoy es un buen día para tener un buen día de verdad.

En realidad, estarás seguro de que es un buen día para tener un buen día cuando empieces el día bien. Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu día. Todo empieza desde el momento en que te levantas. Estas son las cosas que puedes hacer para asegurarte de que tendrás un buen día.

El envío de estas citas del día hermoso es bueno y reflexivo porque ayudará a muchas personas a poner una sonrisa en su cara. Al desearles una buena suerte y un hermoso día, muestra su amor y afecto también.

**_»Vas a luchar. Te va a ir bien. No puedes dejar que el pasado o el día anterior -si tuviste un buen o mal día- dicten el día que tienes ese determinado día.» – Andrew Benintendi

hoy es un buen día para tener un buen día magnolia

#2 Espero que el sol brille en tu día, que tu desayuno tenga un sabor fantástico, que llegues a todos los semáforos en verde y que la gente te trate con amabilidad. Tú pones esa energía en el mundo todo el tiempo. Te mereces que te la devuelvan.

#3 Te deseo un día diferente a los demás. Sal a tomar aire fresco. Estira las piernas. Sonríe, incluso durante una parte del día que no quieras. Que tengas un día fantástico. Estoy pensando en ti.

#9 Sé que en realidad eres un superhombre/supermujer, pero hacerlo todo perfectamente cada día debe ser agotador. Saca algo de tiempo para descomprimirte y cuidarte. Mucha gente cuenta con que dures mucho, mucho tiempo. Cuida de ti.

#12 Hoy mi esperanza es que te des un respiro. Corres mucho todo el tiempo. Te veo y quiero que te permitas el autocuidado y la restauración. Un «tú» feliz y saludable es una necesidad para muchos de nosotros. Que tengas un hermoso día, lleno de ti.

#15 Tómate un tiempo hoy para amarte a ti mismo, para respirar profundamente, para dejarte llevar. En este momento, pienso en ti y deseo que haya una sonrisa en tu cara y paz en tu mente. Que tengas un día que te haga feliz.

hoy es un buen día para morir significado

Un buen día para morir (o hoy es un buen día para morir) es una frase históricamente asociada a ciertas culturas nativas americanas, aunque parece que las fuentes históricas son erróneas y su origen real no está claro. Desde entonces, la frase se ha apropiado en otros contextos culturales. Por ejemplo, en la franquicia de Star Trek, aparece varias veces como un dicho klingon, con el escritor de Star Trek Marc Okrand proponiendo varias formas de decir la frase en el idioma klingon[1] Starship Troopers 3: Marauder también presenta una canción patriótica llamada de esta manera.

En 1849 se informó de que la frase fue dicha por Willbur Fisk, un ministro metodista que había realizado un proselitismo activo entre los nativos americanos y había ayudado a conseguir una traducción de la Biblia al mohawk, doce días antes de su muerte (en 1839): «Por la mañana preguntó a la señora Frisk qué día era. Al comprobarlo, observó: ‘Este sería un buen día para morir'»[2].

En presencia de mil cuatrocientos indios, subió a una pequeña loma y electrizó el campamento con la exclamación: «Este es un buen día para morir. ¿Quién morirá conmigo?». El gran valor del jefe y su emocionante elocuencia rompieron la sólida falange de guerreros. En escuadrones se acercaron y se reunieron alrededor del intrépido insurgente. La rebelión fue un éxito. Para evitar una dudosa guerra civil Toro Sentado decidió perdonar la vida de sus prisioneros[3].