Efectos de las drogas en el sistema nervioso

Efectos de las drogas en el sistema nervioso

Los efectos de las drogas y el alcohol en el cerebro

El abuso del alcohol es un importante problema de salud en todo el mundo, que da lugar a numerosos ingresos en muchos hospitales generales. El coste económico global del abuso del alcohol es enorme en todo el mundo. Al ser una molécula pequeña, el alcohol puede atravesar fácilmente las barreras de las membranas y llegar a diferentes partes del cuerpo con gran rapidez. La consecución de su concentración de equilibrio en los distintos compartimentos celulares depende del contenido de agua respectivo. El alcohol puede afectar a varias partes del cerebro, pero, en general, contrae los tejidos cerebrales, destruye las células cerebrales y deprime el sistema nervioso central. El consumo excesivo de alcohol durante un periodo prolongado puede causar graves problemas de cognición y memoria. El alcohol interactúa con los receptores cerebrales, interfiriendo en la comunicación entre las células nerviosas y suprimiendo la actividad de las vías nerviosas excitadoras. Los déficits neurocognitivos, las lesiones neuronales y la neurodegeneración están bien documentados en los alcohólicos, pero los mecanismos subyacentes siguen siendo esquivos. El efecto puede ser tanto directo como indirecto. En esta revisión destacamos el papel del alcoholismo en el SNC y su impacto en la salud humana.

Fármacos que aceleran el sistema nervioso central

Los fármacos producen su efecto en el organismo a través de dos procesos principales. El primero es el efecto de las propiedades químicas del fármaco sobre el sistema nervioso central (SNC), que incluye el cerebro y la médula espinal. Este proceso se denomina farmacodinámica. El segundo es el modo en que los fármacos entran, se metabolizan y son absorbidos por el organismo. Este proceso se conoce como farmacocinética. Estos dos procesos actúan conjuntamente para producir un determinado efecto.

Procesos farmacodinámicosNeuronasUn fármaco psicoactivo debe llegar al torrente sanguíneo para tener un efecto en el cerebro. Una vez que la droga llega al cerebro, puede alojarse en sitios receptores específicos de las neuronas que son sensibles a determinados tipos de drogas. Cada fármaco afecta a neuronas específicas en una serie de partes del cerebro. Hay 13.000 millones de neuronas o células nerviosas en el cerebro de cada persona.

NeurotransmisoresMuchos fármacos parecen imitar a los neurotransmisores, las sustancias químicas naturales que facilitan o inhiben la transferencia de impulsos eléctricos entre las neuronas. Por ejemplo, se cree que las drogas opiáceas, como la heroína, ejercen su acción farmacológica imitando las endorfinas, que son proteínas naturales que reducen el dolor.

Las drogas afectan al sistema nervioso central por quizlet

El ciclo menstrual y los estrógenos son esenciales para el resultado del tratamiento en las consumidoras de drogas. En concreto, la gravedad de los síntomas de abstinencia puede diferir entre la fase menstrual lútea y la folicular (Snively et al., 2000; Terner y de Wit, 2006; Allen et al., 2010). Los hombres tienen una tasa metabólica más alta, lo que afecta a los mecanismos neurales (Fattore et al., 2014). En cualquier caso, tanto los hombres como las mujeres presentan cambios cerebrales después de consumir drogas de abuso (Leyton, 2007; Wegener y Koch, 2009; Willuhn et al., 2010; Andersen et al., 2012).

Las drogas de abuso aumentan la permeabilidad de la BBB, lo que, a su vez, incrementa la entrada de toxinas periféricas en el cerebro. En consecuencia, la disfunción de la BBB activa las vías neuroinflamatorias al aumentar la activación astroglial, lo que -a su vez- incrementa la permeabilidad de la BBB y la susceptibilidad del SNC a las moléculas extrañas (Kousik et al., 2012; Ronaldson y Davis, 2015). La pérdida de la integridad de la BBB contribuye a los cambios en las vías de transporte, a la interrupción de las interacciones entre las CE y las células, a la redistribución y/o a la regulación a la baja de las modificaciones de la proteína TJ (Kousik et al., 2012; Rochfort et al., 2014; Yang et al., 2019). La presente revisión resume los mecanismos de señalización que contribuyen a la disfunción de la BHE relacionada con el abuso de drogas (Figura 1).

Fármacos que ralentizan el sistema nervioso central

El cerebro humano es el órgano más complejo del cuerpo. Esta masa de un kilo de materia gris y blanca se encuentra en el centro de toda la actividad humana: se necesita para conducir un coche, disfrutar de una comida, respirar, crear una obra de arte y disfrutar de las actividades cotidianas. El cerebro regula las funciones básicas de su cuerpo, le permite interpretar y responder a todo lo que experimenta y da forma a su comportamiento. En resumen, el cerebro es usted: todo lo que piensa y siente, y lo que es.

El cerebro suele compararse con un ordenador increíblemente complejo e intrincado. En lugar de los circuitos eléctricos de los chips de silicio que controlan nuestros dispositivos electrónicos, el cerebro está formado por miles de millones de células, llamadas neuronas, que se organizan en circuitos y redes. Cada neurona actúa como un interruptor que controla el flujo de información. Si una neurona recibe suficientes señales de otras neuronas a las que está conectada, se dispara, enviando su propia señal a otras neuronas del circuito.

El cerebro está formado por muchas partes con circuitos interconectados que trabajan en equipo. Diferentes circuitos cerebrales se encargan de coordinar y realizar funciones específicas. Las redes de neuronas se envían señales entre sí y entre diferentes partes del cerebro, la médula espinal y los nervios del resto del cuerpo (el sistema nervioso periférico).