Cuando repasar para no olvidar

Cuando repasar para no olvidar

Qué porcentaje de información conservamos

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Aunque te preguntes por qué mi memoria es tan mala, olvidar forma parte de la vida y la gente olvida sorprendentemente rápido. Las investigaciones han descubierto que aproximadamente el 56% de la información se olvida en una hora, el 66% en un día y el 75% en seis días.

El olvido es la pérdida o el cambio de información que estaba almacenada en la memoria a corto o largo plazo. Puede producirse de forma repentina o gradualmente a medida que se pierden viejos recuerdos. Aunque suele ser normal, los olvidos excesivos o inusuales pueden ser un signo de un problema más grave.

¿Alguna vez has sentido que una información se ha desvanecido de tu memoria? O tal vez sabe que está ahí, pero no consigue encontrarla. La incapacidad de recuperar un recuerdo es una de las causas más comunes de olvido.

Cómo no olvidar los recuerdos

El cerebro absorbe mucha información inútil cada día. Cosas como la matrícula del coche que tienes delante o una conversación que has escuchado en el arcén. La mayor parte de esa información no es necesaria, y el cerebro la olvida de forma natural junto con mucha información útil. Los estudiantes de secundaria también son humanos, así que todo esto se aplica a ellos.

Un psicólogo alemán llamado Ebbinghaus decidió hacer un interesante experimento. Creó una lista de 2.300 palabras inventadas y trató de memorizarlas personalmente, mientras se ponía a prueba repetidamente en distintos intervalos de tiempo. Evidentemente, era un hombre que sabía aprovechar su tiempo libre.

Lo que descubrió fue que cuando se puso a prueba un día después de memorizar algunas palabras, sólo recordaba aproximadamente un tercio de ellas. Dos días después, sólo recordaba el 5%. Muy bien. A continuación se muestra un ingenioso gráfico que muestra lo que queremos decir:

Esto se llama la curva del olvido. Disminuye muy rápidamente al principio, y disminuye más lentamente con el tiempo. La curva exacta depende de muchos factores, como la importancia de la información y el grado de estrés, pero la forma es la misma.

¿con qué rapidez olvidan los alumnos lo que aprenden?

Los profesores saben desde hace tiempo que la memorización puede conducir a una comprensión superficial del material que se olvida rápidamente. Pero las nuevas investigaciones en el campo de la neurociencia están empezando a arrojar luz sobre las formas en que los cerebros están conectados para olvidar, destacando la importancia de las estrategias para retener el conocimiento y hacer que el aprendizaje se mantenga.

En un artículo publicado recientemente en la revista Neuron, los neurobiólogos Blake Richards y Paul Frankland cuestionan la visión predominante de la memoria, que sostiene que el olvido es un proceso de pérdida, es decir, la desaparición gradual de información crítica a pesar de nuestros esfuerzos por retenerla. Según Richards y Frankland, el objetivo de la memoria no es sólo almacenar información con precisión, sino «optimizar la toma de decisiones» en entornos caóticos y rápidamente cambiantes. En este modelo de cognición, el olvido es una estrategia evolutiva, un proceso intencionado que funciona en el fondo de la memoria, evaluando y descartando la información que no favorece la supervivencia de la especie.

A menudo pensamos en los recuerdos como si fueran libros en una biblioteca, archivados y a los que se accede cuando se necesitan. Pero en realidad son más bien telas de araña, hilos de recuerdos distribuidos en millones de neuronas conectadas. Cuando aprendemos algo nuevo -cuando un profesor imparte una nueva lección a un alumno, por ejemplo- el material se codifica a través de estas redes neuronales, convirtiendo la experiencia en un recuerdo.

¿cuánto tiempo tarda alguien en olvidar algo malo?

El Doctor Extraño, el último superhéroe que ha sido llevado a la gran pantalla por Marvel Studios, debe abrir su mente a múltiples realidades y diferentes dimensiones, pero muchos de nosotros solemos tener bastantes problemas con sólo recordar lo esencial del día a día.

Piensa en esos momentos en los que tienes prisa por salir de casa y no encuentras las llaves ni el teléfono. O mejor aún, cuando conduces hasta el supermercado, pero no puedes recordar lo que fuiste a comprar. Parece que hoy en día todos olvidamos cosas.

No poder recordar los números de teléfono, los cumpleaños o la lista de la compra no es sólo una molestia. También puede ser preocupante, sobre todo teniendo en cuenta el aumento de los casos de demencia precoz. Pero antes de dejarse llevar, quizá merezca la pena escuchar a los expertos, muchos de los cuales creen que tener un cerebro como un colador es un síntoma de algo mucho más sencillo.

En octubre de 2015, investigadores de la Universidad De Montfort, en Leicester, descubrieron que los usuarios frecuentes de teléfonos móviles e internet son más propensos a experimentar fallos cognitivos, que incluyen el olvido. Y resulta que, entre los participantes que tomaron parte en el estudio, las mujeres estaban más afectadas que los hombres.