Tipos de cortes de patatas

Tipos de cortes de patatas

Máquina cortadora de patatas

Las patatas frescas se pueden preparar de muchas maneras diferentes y con muchos otros ingredientes añadidos.    He aquí algunas técnicas y consejos comunes que esperamos puedan ayudarle cuando esté en la cocina o junto a la parrilla, o simplemente esperando en la mesa para disfrutar de unas deliciosas patatas.

El primer paso es lavar las patatas: con un cepillo para verduras, frote cada patata bajo el grifo de agua tibia, con cuidado de no frotar tan fuerte que rompa la piel de la patata.    Las patatas se lavan en el almacén de empaquetado, pero siempre se recomienda lavar todos los productos frescos antes de utilizarlos en casa.

Una de las viejas preguntas que se plantean es si se debe incluir la piel de las patatas o no.    Puedes servir las patatas peladas o con piel, la elección depende de ti y de la receta que estés creando.    Si incluye la piel en sus recetas, obtendrá todos los beneficios para la salud que ofrece una patata, además de que las pieles añaden otra dimensión al sabor de los platos terminados.

Consejo: si piensa utilizar patatas peladas para una receta, recuerde que las patatas peladas sin cocer empezarán a decolorarse (con bastante rapidez) debido a la exposición al aire, adquiriendo primero un color rosado, luego naranja, seguido de marrón y después gris y finalmente negro si las deja fuera el tiempo suficiente.    Refrigerar las patatas cortadas sin tapar no detendrá este proceso.    Esta decoloración no afecta a la calidad de la patata y suele desaparecer durante la cocción, pero a la mayoría de la gente le parece poco atractiva.    Para evitar estos cambios de color, coloque las patatas peladas cortadas o en rodajas en un recipiente con agua fría hasta que vaya a utilizarlas; reduzca el tiempo a menos de 2 horas para conservar los nutrientes que acabarán filtrándose en el agua.

1:26cómo cortar las patatas para un asado de ollaexpertogrupo de la hojayoutube – 13 dic 2020

Elige patatas que no tengan cortes, magulladuras, manchas verdes o brotes. Una patata de aspecto liso no es necesariamente mejor que una deforme. Algunas variedades se caracterizan por tener pieles con aspecto de red o con ojos.

Elija las patatas por su uso final, más que por las variedades específicas. Estas fotos son de tres variedades diferentes de patatas. Se han cocinado exactamente de la misma manera. Observe que su textura es muy diferente una vez cocidas. Los mejores resultados se obtienen cuando se elige una patata adecuada para el método de cocción seleccionado.

Estas patatas tienen un alto contenido en agua y son bajas en almidón. Tienen una textura densa y conservan su forma durante la cocción. Las variedades más comunes serían Nadine y Draga. Las patatas de nueva temporada, como las Perlas, también son ideales para hervir.

Para hornear, asar, hacer puré y también para hacer patatas fritas y cuñas, utilice patatas de textura harinosa y esponjosa. Estas patatas tienen un bajo contenido en agua y un alto contenido en almidón. Tienen una textura seca y delicada, se rompen fácilmente al cocinarlas y absorben mucho líquido y sabor. Las variedades más comunes disponibles serían Agria, Fianna y Red Jackets.

2:08la patata asada perfecta – ángulo de corte | esta mañanaesta mañanayoutube – 10 jul 2018

Todo chef profesional sabe que la forma y el tamaño de un ingrediente pueden hacer o deshacer un plato. ¿Por qué? Porque los ingredientes cortados en trozos uniformes con un tamaño adecuado no solo se cocinan más fácilmente, sino que también saben mejor.

Para hacer un corte brunoise, primero hay que cortar el alimento en juliana, luego darle la vuelta a un cuarto y volver a cortarlo en dados de aproximadamente 1/8 de pulgada. Esta técnica de corte es ideal para las zanahorias, las cebollas, los puerros y el apio, pero también puede utilizarse con los pimientos y las hortalizas de raíz dura, como las remolachas y los nabos. Evite este corte cuando prepare verduras más blandas como las judías verdes y la coliflor.

El método chiffonade es el mejor para cortar hierbas en cintas largas. Apila las hojas de albahaca o menta frescas, enróllalas bien y córtalas en forma de hamburguesa. Esta técnica también funciona bien para las verduras de hoja verde, como las espinacas, las berzas y la col rizada.

Generalmente más pequeño que un cubo estándar, el corte en dados también crea cuadrados uniformes para una cocción uniforme y un aspecto pulido. El corte en dados se utiliza a menudo para hacer una salsa clásica o un mirepoix (una mezcla de zanahorias, cebollas y apio).

Cómo cortar las patatas para el guiso

Normalmente se piensa en las patatas como un alimento humilde y abundante, el plato que se prepara cuando se necesita un abrazo o cuando se templa un estado de ánimo hambriento. Pero hay miles de variedades de patatas y, al igual que el cocinero que las busca, cada una es única. Pero en nombre de la simplificación, nuestras nudosas amigas tuberosas pueden dividirse en tres categorías generales: almidonadas, cerosas y polivalentes. La textura de la patata que elijas es el factor más importante a la hora de considerar cómo utilizarla: la que se fríe crujiente en la sartén es diferente de la que hierve bien para una ensalada de patatas. ¿La respuesta a estas discrepancias? La ciencia. Las patatas con almidón se hinchan al hervirlas, ya que el agua se filtra en sus células para crear una consistencia desmenuzable. Esto las hace ideales para hornear o freír, donde se hinchan y absorben el sabor. Por el contrario, las patatas cerosas repelen el exceso de agua que entra en sus células, por lo que su textura se mantiene mejor cuando se guisan, festonean o asan. Pero, por supuesto, la cosa no acaba ahí. Coja su tenedor de espátula y siga leyendo para conocer cada una de las principales variedades, cómo seleccionar las mejores y cómo prepararlas como un profesional.