Mousse de chocolate con leche

Mousse de chocolate con leche

mousse de vainilla francesa mi…

Me encantan las recetas que sorprenden al paladar. Esta mousse tiene el sabor icónico de una clásica tableta de chocolate con leche Hershey’s, ¡pero el sistema de entrega es tremendamente diferente! La receta evita todas las trampas que pueden ocurrir con la mousse de chocolate: no es granulada, no es rígida, no es excesivamente dulce ni rica. Esta mousse es pura perfección.

Si estás leyendo una receta de mousse de chocolate y en los ingredientes figura la maicena, corre hacia el otro lado. Mejor aún, corra hacia aquí, yo lo pondré en claro. La maicena no es apropiada en una mousse. El espesamiento en una mousse clásica vendrá del propio chocolate, la nata espesa y las yemas de huevo.

El chocolate con leche no es mi primera opción de chocolate para comer o cocinar, pero eso no significa que no ame y aprecie sus cualidades especiales. Y déjenme decirles que es PERFECTO para esta receta. El sabor suave del chocolate con leche da a la mousse una calidad más ligera, por lo que no es un postre abrumadoramente decadente.

Como la mousse es rica, me gusta servirla en tarros muy pequeños. Para la mía, he reunido un surtido de tarros de mermelada, yogur y Weck. También se pueden utilizar tazas de té variadas o vasos para beber.

mousse de chocolate y naranja

Me encantan las recetas que sorprenden al paladar. Esta mousse tiene el sabor icónico de una clásica tableta de chocolate con leche Hershey’s, ¡pero el sistema de entrega es tremendamente diferente! La receta evita todos los escollos que pueden ocurrir con la mousse de chocolate: no es granulada, no es rígida, no es excesivamente dulce ni rica. Esta mousse es pura perfección.

Si estás leyendo una receta de mousse de chocolate y en los ingredientes figura la maicena, corre hacia el otro lado. Mejor aún, corra hacia aquí, yo lo pondré en claro. La maicena no es apropiada en una mousse. El espesamiento en una mousse clásica vendrá del propio chocolate, la nata espesa y las yemas de huevo.

El chocolate con leche no es mi primera opción de chocolate para comer o cocinar, pero eso no significa que no ame y aprecie sus cualidades especiales. Y déjenme decirles que es PERFECTO para esta receta. El sabor suave del chocolate con leche da a la mousse una calidad más ligera, por lo que no es un postre abrumadoramente decadente.

Como la mousse es rica, me gusta servirla en tarros muy pequeños. Para la mía, he reunido un surtido de tarros de mermelada, yogur y Weck. También se pueden utilizar tazas de té variadas o vasos para beber.

dr. oetker mousse a la vainilla

Nunca he estado 100% contenta con las distintas recetas de mousse de chocolate que he probado a lo largo de mi vida. No es lo suficientemente esponjosa, no tiene suficiente chocolate, es demasiado dulce, granulada, etc. Muchas recetas «fáciles» de mousse de chocolate tienden a utilizar demasiada nata, por lo que el resultado final es más parecido a unas natillas, en lugar de estar aireado como debería ser la verdadera mousse de chocolate.

Asegúrate de que utilizas chocolate comprado en el pasillo de la pastelería de los supermercados, no en el de la confitería (es decir, chocolate para comer). El chocolate destinado a la cocina está hecho especialmente para que se derrita de forma suave y adecuada (a diferencia del chocolate para comer).

Para la mousse de chocolate se pueden utilizar todos los tipos de chocolate, pero a mí me gusta utilizar el chocolate negro con un 70% de cacao (que es un chocolate negro agridulce) porque tiene un buen e intenso sabor a chocolate, no es tan dulce como el chocolate con leche y no necesito ir a buscarlo a una tienda gourmet porque se vende en los supermercados.

El chocolate negro agridulce de alta calidad es el que suelen utilizar los buenos restaurantes, no el estándar de la bolsa. La calidad del chocolate que utilizan los restaurantes no se vende en los supermercados; hay que ir a tiendas especializadas y esperar pagar más de 20 dólares/kg (10 dólares/libra).

mousse de chocolate fácil

Nunca he estado 100% contenta con las distintas recetas de mousse de chocolate que he probado a lo largo de mi vida. No es lo suficientemente esponjosa, no tiene suficiente chocolate, es demasiado dulce, granulada, etc. Muchas recetas «fáciles» de mousse de chocolate tienden a utilizar demasiada nata, por lo que el resultado final es más parecido a unas natillas, en lugar de estar aireado como debería ser la verdadera mousse de chocolate.

Asegúrate de que utilizas chocolate comprado en el pasillo de la pastelería de los supermercados, no en el de la confitería (es decir, chocolate para comer). El chocolate destinado a la cocina está hecho especialmente para que se derrita de forma suave y adecuada (a diferencia del chocolate para comer).

Para la mousse de chocolate se pueden utilizar todos los tipos de chocolate, pero a mí me gusta utilizar el chocolate negro con un 70% de cacao (que es un chocolate negro agridulce) porque tiene un buen e intenso sabor a chocolate, no es tan dulce como el chocolate con leche y no necesito ir a buscarlo a una tienda gourmet porque se vende en los supermercados.

El chocolate negro agridulce de alta calidad es el que suelen utilizar los buenos restaurantes, no el estándar de la bolsa. La calidad del chocolate que utilizan los restaurantes no se vende en los supermercados; hay que ir a tiendas especializadas y esperar pagar más de 20 dólares/kg (10 dólares/libra).