Gallos al horno con patatas

Gallos al horno con patatas

patatas asadas con manteca de cerdo

Cada semana, como parte de nuestra serie «Secretos de cocina», pedimos a los lectores que compartan sus consejos de cocina y sus ideas sobre comida y bebida. Desde el secreto de las cenas rápidas y sencillas hasta la mejor manera de revolver un huevo, planteamos una nueva pregunta cada siete días.

Las patatas asadas me resultan muy duras, así que las pincho con un tenedor al azar y las caliento en el microondas durante 10 minutos antes de meterlas en el horno caliente durante 20-30 minutos. Frotar la sal marina sobre ellas hace que la piel quede crujiente, y siempre utilizar patatas de buena calidad para empezar.

A mí me gusta usar patatas de gallo irlandesas. Se pinchan con un tenedor unas cuantas veces y se hornean durante un mínimo de 40 minutos, o hasta una hora para las más grandes, a 190°c. Es estupendo meterlas en el horno con un temporizador al principio del día, ya que están bien a la temperatura ambiente del día. De este modo, las patatas tendrán una piel crujiente y una pulpa esponjosa cuando entren por la puerta, ¡listas para cubrirlas con lo que quieras!

Las patatas asadas son un gran alimento reconfortante, pero puede ser un poco molesto esperar en el horno. Yo empiezo a hacerlas en el microondas; primero lavo las patatas y las pincho por todas partes con un tenedor, luego las pongo entre dos hojas de papel de cocina y las meto en el microondas durante unos 10-12 minutos, rotando las patatas cada cuatro minutos aproximadamente. Mientras tanto, se precalienta el horno a 200°c para que la piel quede crujiente. Cuando las patatas estén blandas, rocíalas con aceite de oliva y sal marina y mételas en el horno durante otros 10-15 minutos. Están deliciosas con restos de guindilla y queso fundido por encima, o simplemente con mucha mantequilla, sal y pimienta y una gran porción de crema agria y cebollino recién cortado.

patatas asadas harinosas

XCómo hacer la patata asada perfecta y los errores más comunes que hay que evitar Crujiente por fuera, humeante por dentro, una buena patata asada es una cosa de belleza. Y diez formas de rellenar tu patata asada ¿Hay algo más delicioso que una patata asada? Mar, 14 Sep, 2021 – 06:30Ciara McDonnell

Las patatas de gallo son ideales para hornear, ya que su piel es lo suficientemente robusta como para soportar un fuerte golpe de calor, y su carne se vuelve ligera y esponjosa cuando se cuece al vapor desde dentro hacia fuera. Elija patatas más grandes y de tamaño uniforme para obtener el mejor resultado. Las Golden Wonders o las Kerrs Pinks también funcionan bien.

Para que la piel quede más crujiente, unte las patatas con un poco de aceite de oliva y pinche la parte inferior con un tenedor para que salga el vapor. Colócalas directamente en la rejilla del horno para que el calor circule alrededor de ellas de manera uniforme. Cocine durante aproximadamente una hora o hasta que estén blandas al tacto.

Puedes guardar las patatas cocidas al horno para comerlas durante la semana. Simplemente enfríalas y guárdalas en tu nevera en un recipiente con tapa hasta cuatro días.  Patatas al horno con bacon, queso y cebolleta.Ideas de relleno:  1. Atún y mayonesa2. Chili con carne3. Tocino crujiente, queso cheddar y cebolleta4. Setas fritas con ajo, tomillo y mantequilla5. Guacamole y judías negras6. Brócoli y queso7. Sobras de boloñesa8. Judías al horno y queso9. Pesto y parmesano10. Queso de cabra y pimientos asadosRead MoreComidas de entre semana: cinco cenas rápidas que gustarán incluso a los más quisquillosos

receta de patatas al horno

Cada semana, como parte de nuestra serie «Secretos de cocina», pedimos a los lectores que compartan sus consejos de cocina y sus ideas sobre comida y bebida. Desde el secreto de las cenas rápidas y sencillas hasta la mejor manera de revolver un huevo, planteamos una nueva pregunta cada siete días.

Las patatas asadas me resultan muy duras, así que las pincho con un tenedor al azar y las caliento en el microondas durante 10 minutos antes de meterlas en el horno caliente durante 20-30 minutos. Frotar la sal marina sobre ellas hace que la piel quede crujiente, y siempre utilizar patatas de buena calidad para empezar.

A mí me gusta usar patatas de gallo irlandesas. Se pinchan con un tenedor unas cuantas veces y se hornean durante un mínimo de 40 minutos, o hasta una hora para las más grandes, a 190°c. Es estupendo meterlas en el horno con un temporizador al principio del día, ya que están bien a la temperatura ambiente del día. De este modo, las patatas tendrán una piel crujiente y una pulpa esponjosa cuando entren por la puerta, ¡listas para cubrirlas con lo que quieras!

Las patatas asadas son un gran alimento reconfortante, pero puede ser un poco molesto esperar en el horno. Yo empiezo a hacerlas en el microondas; primero lavo las patatas y las pincho por todas partes con un tenedor, luego las pongo entre dos hojas de papel de cocina y las meto en el microondas durante unos 10-12 minutos, rotando las patatas cada cuatro minutos aproximadamente. Mientras tanto, se precalienta el horno a 200°c para que la piel quede crujiente. Cuando las patatas estén blandas, rocíalas con aceite de oliva y sal marina y mételas en el horno durante otros 10-15 minutos. Están deliciosas con restos de guindilla y queso fundido por encima, o simplemente con mucha mantequilla, sal y pimienta y una gran porción de crema agria y cebollino recién cortado.

patatas asadas esponjosas

XCómo hacer la patata asada perfecta y los errores más comunes que hay que evitar Crujiente por fuera, humeante por dentro, una buena patata asada es una cosa de belleza. Y diez formas de rellenar tu patata asada ¿Hay algo más delicioso que una patata asada? Mar, 14 Sep, 2021 – 06:30Ciara McDonnell

Las patatas de gallo son ideales para hornear, ya que su piel es lo suficientemente robusta como para soportar un fuerte golpe de calor, y su carne se vuelve ligera y esponjosa cuando se cuece al vapor desde dentro hacia fuera. Elija patatas más grandes y de tamaño uniforme para obtener el mejor resultado. Las Golden Wonders o las Kerrs Pinks también funcionan bien.

Para que la piel quede más crujiente, unte las patatas con un poco de aceite de oliva y pinche la parte inferior con un tenedor para que salga el vapor. Colócalas directamente en la rejilla del horno para que el calor circule alrededor de ellas de manera uniforme. Cocine durante aproximadamente una hora o hasta que estén blandas al tacto.

Puedes guardar las patatas cocidas al horno para comerlas durante la semana. Simplemente enfríalas y guárdalas en tu nevera en un recipiente con tapa hasta cuatro días.  Patatas al horno con bacon, queso y cebolleta.Ideas de relleno:  1. Atún y mayonesa2. Chili con carne3. Tocino crujiente, queso cheddar y cebolleta4. Setas fritas con ajo, tomillo y mantequilla5. Guacamole y judías negras6. Brócoli y queso7. Sobras de boloñesa8. Judías al horno y queso9. Pesto y parmesano10. Queso de cabra y pimientos asadosRead MoreComidas de entre semana: cinco cenas rápidas que gustarán incluso a los más quisquillosos