Arquitectura g casa luz

Arquitectura g casa luz

arquitectura-g

El jurado valoró la idea de insertar un nuevo interior dentro de un edificio existente, creando una solución arquitectónica elegante y a la vez sencilla para la casa. La sensación de un entorno de calidad se consigue mediante el uso muy específico y coherente de baldosas de cerámica que generan un ambiente cálido. La sensación de integración es el resultado de la combinación de sistemas constructivos y texturas que crean una sensación de continuidad con la arquitectura existente.

Se trata de una casa tradicional de pueblo con una planta alargada y estrecha entre dos muros limítrofes que se abre a un huerto en la parte trasera. La casa se encontraba en un estado ruinoso, fruto del abandono general y del paso del tiempo. Luz, la propietaria, quería una casa luminosa, acorde con la presencia del huerto y que reflejara el amor por la vida al aire libre. La parte central de la casa no tenía luz ni ventilación natural, lo que la hacía inadecuada como zona de estar. Estos condicionantes, unidos a un presupuesto limitado, determinaron la elaboración de una estrategia de proyecto sencilla, a saber, vaciar por completo el interior, dejando únicamente las fachadas de piedra y los muros limítrofes, creando toda una nueva distribución interior dispuesta en torno a un patio.

->  Mv agusta brutale 910

arquitectura de la unlv

Azulejos de terracota, pasillos con balcones y un patio aislado son las características de esta casa española renovada, por la que el estudio barcelonés Arquitectura-G ha sido galardonado con el premio de Arquitectura Emergente de la Unión Europea (+ diapositivas).

La propiedad está situada en el pueblo rural de Cilleros, en la frontera occidental de España. El declive de la población de la zona había dejado esta y otras muchas casas abandonadas, por lo que un patronato local del patrimonio ha estado vendiendo los edificios a bajo coste, con la condición de que se restauren por completo.

«Luz, nuestra clienta, siempre había querido una casa en Extremadura, y acabó comprando dos casas a la fundación, una para ella y otra para su hija Gabriela», explica Jonathan Arnabat, uno de los cuatro fundadores de Arquitectura-G.

«Luz quería una casa luminosa para disfrutar del aire libre y del jardín», dijo Arnabat.  «Debido a la geometría de la parcela, la zona central de la casa no tenía ni luz ni ventilación, lo que la hacía apenas habitable».

«Estas condiciones, combinadas con un bajo presupuesto, nos llevaron a adoptar una estrategia sencilla para el proyecto: destriparíamos y limpiaríamos completamente el interior del edificio, conservando sólo las fachadas de piedra y las medianeras de adobe», añadió. «Se construiría un nuevo interior en torno a un patio para dar luz y ventilación cruzada a todas las habitaciones».

g, por la obra casa luz

Especificaciones del proyectoDiseño:ARQUITECTURA-GLugar: España Tipo: Arquitectura Materiales: Metal Acero Cerámica Vidrio Etiquetas: Extremadura Diseño de Interiores Pequeña y Delicada Residencia Renovación Categoría: Arquitectura Residencial Casa Unifamiliar

->  Accidente a2 km 25

La elección de un árbol de hoja caduca nos garantiza una sombra en la estación más calurosa, mientras que en invierno deja entrar el sol para calentar e iluminar las estancias. También funciona como filtro visual entre los espacios. La planta baja es una planta libre apta para múltiples usos, sin calefacción ni aire acondicionado pero conectada con el jardín de la parte trasera.

La obra muestra su materialidad pura y contrasta deliberadamente con las texturas irregulares de tierra apisonada y piedra, que se han encalado. Se ha buscado un ambiente en el que predomina el color rojo de la cerámica y el verde intenso del abedul, y es la luz la que baña estos materiales a través de las distintas tonalidades de las paredes y suelos a lo largo del día. El propio material cerámico nos da la textura y el color cálido deseados, por lo que las pinturas o los falsos techos eran innecesarios.

«18. casa bruma, fernanda canales»

El proyecto consiste en la remodelación completa de una antigua casa de pueblo en Extremadura manteniendo únicamente las fachadas existentes de textura rugosa y las medianeras. El programa se divide en cuatro espacios de idéntico tamaño, que se levantan alrededor de un patio. Hay un salón, una cocina y dos dormitorios con un baño cada uno.

->  Revisiones kymco super dink 125

La elección de un árbol de hoja caduca nos garantiza una sombra en la estación más calurosa, mientras que en invierno deja entrar el sol para calentar e iluminar las habitaciones. También funciona como filtro visual entre los espacios. La planta baja es una planta libre apta para múltiples usos, sin calefacción ni aire acondicionado pero conectada con el jardín de la parte trasera.

La obra muestra su materialidad pura y contrasta deliberadamente con las texturas irregulares de tierra apisonada y piedra, que se han encalado. Se ha buscado una atmósfera en la que predominan el color rojo de la cerámica y el verde intenso del abedul. El propio material cerámico nos da la textura y el color cálido deseados, por lo que no eran necesarias las pinturas ni los falsos techos.