Las 4 r del reciclaje wikipedia

Las 4 r del reciclaje wikipedia

Plástico

Según las 5 R, antes de «reciclar» deben realizarse, si es posible, cuatro acciones: rechazar, reducir, reutilizar, reutilizar y luego reciclar. La incorporación de esta metodología en los esfuerzos de reducción de residuos y reciclaje de su empresa minimizará los residuos en los vertederos y ayudará a llevar su programa de reciclaje al siguiente nivel. En este post, explicamos cada una de las 5 R y los beneficios de ponerlas en práctica en su negocio.

La aplicación de las 5 R a las estrategias de gestión de residuos y reciclaje de su empresa puede tener un impacto positivo en el resultado de su programa al reducir significativamente la cantidad de residuos que genera su empresa. En la jerarquía de las 5 R, recuerde tratar el reciclaje como último recurso después de intentar rechazar, reducir, reutilizar o reutilizar. Antes de deshacerse de sus residuos, recorra cada uno de estos pasos en el siguiente orden:

Rechazar: el primer elemento de la jerarquía de las 5 R. Aprender a rechazar los residuos puede llevar algo de práctica, pero incorporar este paso a la estrategia de su empresa es la forma más eficaz de minimizar los residuos. Hable con su equipo de compras sobre la posibilidad de rechazar la compra de productos que generen residuos o no sean reciclables. Cuando trabaje con los proveedores, rechace los envases innecesarios de los productos y solicite envases reutilizables o retornables. Tomar decisiones de compra más inteligentes y establecer normas y expectativas en una fase temprana del proceso facilita que las organizaciones «rechacen» los residuos en primer lugar.

Cuáles son los beneficios del reciclaje

En Toyota buscamos continuamente formas de reducir nuestro impacto en el medio ambiente. En esta sección de «Better Earth» podrás descubrir lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que planeamos para el futuro para garantizar la armonía entre las personas, los productos y el planeta.

En Toyota buscamos continuamente formas de reducir nuestro impacto en el medio ambiente. En esta sección «Better Earth» podrás descubrir lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que planeamos para el futuro para asegurar que logramos la armonía entre las personas, los productos y el planeta.

Desde hace tiempo, nuestra prioridad es desarrollar métodos de fabricación y vehículos que tengan un menor impacto en el medio ambiente. Este enfoque de 360 grados se basa en lo que se conoce popularmente como las cuatro R: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar. Estas sencillas palabras ayudan a definir nuestra mejora constante en la forma en que diseñamos y fabricamos los vehículos, en cómo se comportan nuestros vehículos cuando los conducen nuestros clientes y en cómo pueden eliminarse de forma segura y responsable cuando llegan al final de su vida útil.

Metal

El reciclaje es el proceso de convertir materiales de desecho en nuevos materiales y objetos. La recuperación de energía a partir de materiales de desecho suele incluirse en este concepto. La reciclabilidad de un material depende de su capacidad para volver a adquirir las propiedades que tenía en su estado original[1] Es una alternativa a la eliminación «convencional» de residuos que puede ahorrar material y ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También puede evitar el desperdicio de materiales potencialmente útiles y reducir el consumo de materias primas frescas, reduciendo el uso de energía, la contaminación del aire (por la incineración) y del agua (por el vertido).

El reciclaje es un componente clave de la reducción moderna de residuos y es el tercer componente de la jerarquía de residuos «Reducir, Reutilizar y Reciclar»[2][3] Promueve la sostenibilidad medioambiental al eliminar la entrada de materias primas y redirigir la salida de residuos en el sistema económico[4] Existen algunas normas ISO relacionadas con el reciclaje, como la ISO 15270:2008 para los residuos plásticos y la ISO 14001:2015 para el control de la gestión medioambiental de la práctica del reciclaje.

Ejemplos de residuos reciclables

La frase reducir, reutilizar, reciclar se refiere a la secuencia recomendada de actividades para el tratamiento de materiales con el fin de hacer un mejor uso de los mismos, de manera que generemos menos daño al medio ambiente. Además de las ventajas principales para nuestro medio ambiente, estas 3R también proporcionan otros beneficios, como el ahorro económico.

Una de las formas más sencillas de hacerlo es dejar de consumir cosas en las que no se está haciendo uso de ellas. Por ejemplo, apaga las luces cuando no las necesites. No dejes correr el agua cuando no la estés usando (ciérrala mientras te cepillas los dientes). Esta es la mejor opción porque no sólo ahorras recursos al no utilizarlos, sino que los dejas disponibles para cuando se usen, y con frecuencia se ahorran otros recursos al no tener que crear más. Por ejemplo, si se ahorra en el uso del agua, también se ha ahorrado la energía necesaria para purificarla y bombearla, y a menudo, los recursos que se gastan en el tratamiento de las aguas residuales.

En segundo lugar, al reutilizar, también reducimos la cantidad de recursos nuevos que se utilizarán. La reutilización puede verse facilitada por el uso de objetos resistentes o bien construidos. Si utilizamos platos estándar en lugar de platos de papel, reducimos la cantidad de residuos que se generan.