Formula para calcular la densidad

Formula para calcular la densidad

Unidades de densidad

Resumen del artículoPara hallar la densidad del agua, pesa una probeta graduada vacía y anota la masa de la probeta en gramos. Llena la probeta con agua y registra la cantidad exacta en el fondo del menisco, o la curva formada por la superficie del agua. Pesa la probeta llena de agua y luego resta el peso de la probeta vacía de la llena. El resultado es la masa del agua en el cilindro. Divide la masa del agua por el volumen, o la cantidad que había en el cilindro, para obtener la densidad. Para conocer los factores que pueden afectar a la densidad del agua, como su temperatura, ¡sigue leyendo!

«Me ayuda a adquirir conocimientos sobre la densidad y me da confianza para resolver problemas de densidad. Al principio, no estaba seguro de lo que hacía, pero después de leerlo, estoy muy seguro de mi respuesta»…» más

Fórmula para calcular el volumen

Elige un cálculo para la densidad p, la masa m o el volumen V. Introduce los otros dos valores y la calculadora resolverá el tercero en las unidades seleccionadas. También puede introducir la notación científica, como 3,45e22.

La calculadora de densidad utiliza la fórmula p=m/V, o sea que la densidad (p) es igual a la masa (m) dividida por el volumen (V). La calculadora puede utilizar dos valores cualquiera para calcular el tercero. La densidad se define como masa por unidad de volumen.  Junto con los valores, introduzca las unidades de medida conocidas para cada uno y esta calculadora convertirá entre las unidades.

Fórmula para calcular el trabajo

La densidad es un concepto fundamental en las ciencias; lo verás a lo largo de tus estudios. Se utiliza con bastante frecuencia para identificar rocas y minerales, ya que la densidad de las sustancias rara vez cambia de forma significativa. Por ejemplo, el oro siempre tendrá una densidad de 19,3 g/cm3; si un mineral tiene una densidad distinta a esa, no es oro.

Probablemente tengas una sensación intuitiva de la densidad en los materiales que utilizas a menudo. Por ejemplo, las esponjas tienen una densidad baja; tienen una masa baja por unidad de volumen. No te sorprende que una esponja grande sea fácil de levantar. En cambio, el hierro es denso. Si coges una sartén de hierro, esperas que sea pesada.

Los alumnos, e incluso los profesores, suelen confundir masa y densidad. Las palabras «pesado» y «ligero» se refieren por sí solas a la masa, no a la densidad. Una esponja muy grande puede pesar mucho (tener una masa elevada), pero su densidad es baja porque sigue pesando muy poco por unidad de volumen. Para la densidad, también hay que tener en cuenta el tamaño, o el volumen, del objeto.

Otra cosa complicada sobre la densidad es que no se pueden sumar densidades. Si tengo una roca formada por dos minerales, uno con una densidad de 2,8 g/cm3, y otro con una densidad de 3,5 g/cm3, la roca tendrá una densidad entre 3,5 y 2,8 g/cm3, no una densidad de 6,3 g/cm3. Esto se debe a que tanto la masa como el volumen de los dos minerales se sumarán, por lo que al dividirlos para obtener la densidad el resultado estará entre los dos.

Fórmula para calcular el peso

La masa suele ser la parte fácil, mientras que encontrar el volumen puede ser complicado. En los problemas de tarea se suelen dar objetos con formas simples, como un cubo, un ladrillo o una esfera. Para una forma simple, utiliza una fórmula para encontrar el volumen. Para las formas irregulares, la solución más fácil es medir el volumen desplazado colocando el objeto en un líquido.

En esta ocasión, hay dos masas. La masa de la sal y la masa del agua son necesarias para encontrar la masa del agua salada. Se da la masa de la sal, pero sólo se da el volumen del agua. También nos han dado la densidad del agua, así que podemos calcular la masa del agua.

Si te dan un objeto sólido regular, puedes medir sus dimensiones y calcular su volumen. Desgraciadamente, el volumen de pocos objetos en el mundo real puede medirse tan fácilmente. A veces hay que calcular el volumen por desplazamiento.

¿Cómo se mide el desplazamiento? Supongamos que tienes un soldado de juguete de metal. Puedes saber que pesa lo suficiente como para hundirse en el agua, pero no puedes utilizar una regla para medir sus dimensiones. Para medir el volumen del juguete, llena una probeta graduada con agua hasta la mitad. Anota el volumen. Añade el juguete. Asegúrate de desplazar las burbujas de aire que puedan quedar adheridas. Anota la nueva medida de volumen. El volumen del soldado de juguete es el volumen final menos el volumen inicial. Puedes medir la masa del juguete (seco) y luego calcular la densidad.