Elementos de la tabla periodica en orden alfabetico

Elementos de la tabla periodica en orden alfabetico

Lista de elementos químicos

Esta es una lista de los 118 elementos químicos que se han identificado a partir de 2021. Un elemento químico, a menudo llamado simplemente elemento, es una especie de átomos que tienen todos el mismo número de protones en sus núcleos atómicos (es decir, el mismo número atómico, o Z)[1].

Una visualización popular de los 118 elementos es la tabla periódica de los elementos, una conveniente disposición tabular de los elementos por sus propiedades químicas que utiliza símbolos químicos abreviados en lugar de los nombres completos de los elementos, pero el formato de lista más simple que se presenta aquí también puede ser útil. Al igual que la tabla periódica, la siguiente lista organiza los elementos por el número de protones de sus átomos; también puede organizarse por otras propiedades, como el peso atómico, la densidad y la electronegatividad. Para obtener información más detallada sobre el origen de los nombres de los elementos, véase Lista de etimologías de nombres de elementos químicos.

Antimonio en latín, cuyo origen es incierto: las etimologías populares sugieren que deriva del griego antí (‘contra’) + mónos (‘solo’), o del francés antiguo anti-moine, ‘perdición del monje’, pero es posible que proceda o esté relacionado con el árabe ʾiṯmid, ‘antimonio’, reformulado como palabra latina – El símbolo Sb deriva del latín stibium ‘estibina’

Einsteinium

La tabla periódica de los elementos ordena todos los elementos químicos conocidos en un conjunto informativo. Los elementos están ordenados de izquierda a derecha y de arriba a abajo en orden de número atómico creciente. El orden suele coincidir con el aumento de la masa atómica.

El año 2019 fue designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos. Marca el 150 aniversario de la publicación por parte del químico ruso Dimitri Mendeléyev (1834-1907) de su Tabla Periódica y celebra la importancia y el impacto de este gráfico de gran éxito de los bloques atómicos de la materia.

Mendeléyev no fue el primero en llegar a un sistema periódico. La observación de que ciertos tipos de elementos prefieren combinarse con otros tipos hizo que los primeros químicos clasificaran los elementos en tablas de afinidades químicas. Los elementos de estas agrupaciones mostraban una importante relación numérica entre sí: el peso equivalente (un temprano sustituto del peso atómico) del elemento central tenía la media aproximada de los valores de los dos elementos que lo flanqueaban. En la década de 1860, varios científicos habían superado el concepto de tríada para producir algunos sistemas periódicos muy respetables. El precursor más cercano a la tabla de Mendeleev, tanto en términos cronológicos como filosóficos, fue desarrollado por Julius Lothar Meyer, un químico alemán, en 1864. Sin embargo, la publicación de su tabla periódica más elaborada sufrió un retraso inoportuno y, lo que es más importante, Meyer -a diferencia de Mendeléyev- se resistió a hacer predicciones sobre elementos desconocidos. La versión de Mendeléyev de la tabla periódica fue la que más impacto causó en la comunidad científica, tanto en el momento de su elaboración como posteriormente. En el imaginario popular, el sistema periódico se vincula invariable y justificadamente a su nombre, en la misma medida que la teoría de la evolución se vincula al nombre de Darwin y la teoría de la relatividad al de Einstein.

Tabla periódica de elementos con nombres

Esta es una lista de los 118 elementos químicos que se han identificado a partir de 2021. Un elemento químico, a menudo llamado simplemente elemento, es una especie de átomos que tienen todos el mismo número de protones en sus núcleos atómicos (es decir, el mismo número atómico, o Z)[1].

Una visualización popular de los 118 elementos es la tabla periódica de los elementos, una conveniente disposición tabular de los elementos por sus propiedades químicas que utiliza símbolos químicos abreviados en lugar de los nombres completos de los elementos, pero el formato de lista más simple que se presenta aquí también puede ser útil. Al igual que la tabla periódica, la siguiente lista organiza los elementos por el número de protones de sus átomos; también puede organizarse por otras propiedades, como el peso atómico, la densidad y la electronegatividad. Para obtener información más detallada sobre el origen de los nombres de los elementos, véase Lista de etimologías de nombres de elementos químicos.

Antimonio en latín, cuyo origen es incierto: las etimologías populares sugieren que deriva del griego antí (‘contra’) + mónos (‘solo’), o del francés antiguo anti-moine, ‘perdición del monje’, pero es posible que proceda o esté relacionado con el árabe ʾiṯmid, ‘antimonio’, reformulado como palabra latina – El símbolo Sb deriva del latín stibium ‘estibina’

Dubnium

La tabla periódica de los elementos ordena todos los elementos químicos conocidos en un conjunto informativo. Los elementos se ordenan de izquierda a derecha y de arriba a abajo en orden de número atómico creciente. El orden suele coincidir con el aumento de la masa atómica.

El año 2019 fue designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos. Marca el 150 aniversario de la publicación por parte del químico ruso Dimitri Mendeléyev (1834-1907) de su Tabla Periódica y celebra la importancia y el impacto de este gráfico de gran éxito de los bloques atómicos de la materia.

Mendeléyev no fue el primero en llegar a un sistema periódico. La observación de que ciertos tipos de elementos prefieren combinarse con otros tipos hizo que los primeros químicos clasificaran los elementos en tablas de afinidades químicas. Los elementos de estas agrupaciones mostraban una importante relación numérica entre sí: el peso equivalente (un temprano sustituto del peso atómico) del elemento central tenía la media aproximada de los valores de los dos elementos que lo flanqueaban. En la década de 1860, varios científicos habían superado el concepto de tríada para producir algunos sistemas periódicos muy respetables. El precursor más cercano a la tabla de Mendeleev, tanto en términos cronológicos como filosóficos, fue desarrollado por Julius Lothar Meyer, un químico alemán, en 1864. Sin embargo, la publicación de su tabla periódica más elaborada sufrió un retraso inoportuno y, lo que es más importante, Meyer -a diferencia de Mendeléyev- se resistió a hacer predicciones sobre elementos desconocidos. La versión de Mendeléyev de la tabla periódica fue la que más impacto causó en la comunidad científica, tanto en el momento de su elaboración como posteriormente. En el imaginario popular, el sistema periódico se vincula invariable y justificadamente a su nombre, en la misma medida que la teoría de la evolución se vincula al nombre de Darwin y la teoría de la relatividad al de Einstein.