Cuantos tipos de reproduccion existen

Cuantos tipos de reproduccion existen

Mycocepu… smithii

En la primera etapa de la reproducción sexual, la «meiosis», el número de cromosomas se reduce de un número diploide (2n) a un número haploide (n). Durante la «fecundación», los gametos haploides se unen para formar un cigoto diploide, y se restablece el número original de cromosomas.

La reproducción sexual es un tipo de reproducción que implica un ciclo vital complejo en el que un gameto (como un espermatozoide o un óvulo) con un único juego de cromosomas (haploide) se combina con otro para producir un cigoto que se convierte en un organismo compuesto por células con dos juegos de cromosomas (diploide)[1] La reproducción sexual es el ciclo vital más común en los eucariotas multicelulares, como los animales, los hongos y las plantas. La reproducción sexual no se da en procariotas (organismos sin núcleo celular), pero tienen procesos con efectos similares como la conjugación, la transformación y la transducción bacteriana, que pueden haber sido precursores de la reproducción sexual en los primeros eucariotas.

En la producción de células sexuales en los eucariotas, las células madre diploides se dividen para producir células haploides conocidas como gametos en un proceso llamado meiosis que implica recombinación genética. Los cromosomas homólogos se emparejan para que sus secuencias de ADN se alineen entre sí, y a continuación se produce el intercambio de información genética entre ellos. Dos rondas de división celular producen entonces cuatro gametos haploides, cada uno con la mitad del número de cromosomas de cada célula madre, pero con la información genética de los cromosomas parentales recombinada. Dos gametos haploides se combinan en una célula diploide conocida como cigoto en un proceso llamado fecundación. El cigoto incorpora material genético de ambos gametos. Las múltiples divisiones celulares, sin cambio del número de cromosomas, forman entonces una fase o generación diploide multicelular.

Fragmenta…

La reproducción (o procreación) es el proceso biológico por el que se producen nuevas «crías» (organismos individuales) a partir de sus «padres». «Es una característica fundamental de toda la vida conocida que cada organismo individual existe como resultado de la reproducción. Lo más importante es que la reproducción es necesaria para la supervivencia de una especie. Los métodos conocidos de reproducción se agrupan a grandes rasgos en dos tipos principales: sexual y asexual.

En la reproducción asexual, un individuo puede reproducirse sin necesidad de involucrarse con otro individuo de esa especie. La división de una célula bacteriana en dos células hijas es un ejemplo de reproducción asexual. Este tipo de reproducción produce organismos genéticamente idénticos (clones), mientras que en la reproducción sexual, el material genético de dos individuos se combina para producir una descendencia que es genéticamente diferente de sus padres.

Tipos de reproducción asexual en las plantas

La fragmentación en los organismos multicelulares o coloniales es una forma de reproducción asexual o clonación, en la que un organismo se divide en fragmentos. Cada uno de estos fragmentos se convierte en individuos maduros y plenamente desarrollados que son clones del organismo original.

El organismo puede desarrollar órganos o zonas específicas para desprenderse o romperse fácilmente. Si la división se produce sin la preparación previa del organismo, ambos fragmentos deben ser capaces de regenerar el organismo completo para que funcione como reproducción.

Los mohos, las levaduras y los hongos, todos ellos pertenecientes al reino Fungi, producen diminutos filamentos llamados hifas. Estas hifas obtienen alimento y nutrientes del cuerpo de otros organismos para crecer y fecundarse. Luego, un trozo de hifa se desprende y crece hasta convertirse en un nuevo individuo y el ciclo continúa.

Muchos líquenes producen estructuras especializadas que pueden desprenderse y dispersarse fácilmente. Estas estructuras contienen tanto hifas del micobionte como de las algas (ficobionte) (ver soredios e isidios). Los fragmentos más grandes del talo pueden desprenderse cuando el liquen se seca o debido a perturbaciones mecánicas (véase la sección sobre la reproducción en los líquenes).

Molly del amazonas

Producción de nuevos individuos a lo largo de un margen foliar de la planta de la hoja milagrosa (Kalanchoe pinnata). La pequeña planta de delante mide aproximadamente 1 cm. El concepto de «individuo» es obviamente ampliado por este proceso de reproducción asexual.

La reproducción (o procreación o cría) es el proceso biológico por el que se producen nuevos organismos individuales – «descendientes» – a partir de su «progenitor» o progenitores. La reproducción es una característica fundamental de toda la vida conocida; cada organismo individual existe como resultado de la reproducción. Hay dos formas de reproducción: asexual y sexual.

En la reproducción asexual, un organismo puede reproducirse sin la participación de otro organismo. La reproducción asexual no se limita a los organismos unicelulares. La clonación de un organismo es una forma de reproducción asexual. Mediante la reproducción asexual, un organismo crea una copia genéticamente similar o idéntica de sí mismo. La evolución de la reproducción sexual es un gran rompecabezas para los biólogos. El doble coste de la reproducción sexual es que sólo el 50% de los organismos se reproducen[1] y los organismos sólo transmiten el 50% de sus genes[2].